Quería dar las gracias al “Rest. Bon Amb” por su amabilidad i por dejarnos tan cuidado jardín, del que pudimos disfrutar, Laura armada de paciencia, Daniel con su Zaragoza en primera, Isabela y yo que espero volver a disfrutar de el.